En EspaƱol Know Your Rights
Source: El Correo
Subject: Health Justice & Access
Type: Media Coverage

Un hogar saludable es un hogar libre de humo de segunda mano.

Miembro de Se Hace el Camino Nueva York.

Como millones de neoyorquinos, mi familia y yo vivimos en un apartamento. Y tambien, al igual que los miles de neoyorquinos de la ciudad de Nueva York, compartimos la desventura de inhalar humo de segunda mano- aunque lo desconozcamos o desconozcamos los riesgos.

En mi caso, hay inquilinos en el piso donde vivo que fuman en su apartameoto y en el pasillo. Ese humo del cigarrillo entra a mi apartamento. Los demas inquilinos, aunque no huelan el humo estan respirando ese mismo aire.

¿Porque? Hasta el 65% del aire que respiramos, es aire circulando de otros apartamentos.

¿Que significa esto? Si se permite fumar en tu edificio, significa que estas respirando aire contaminado por quimicos toxicos de cigarrillos y cigarros. Son quimicos que causan el cancer, quimicos que pueden recortar años de tu vida y la de tus seres queridos.

Esto me preocupa a mi, no solo por mi salud, pero tambien por la salud de mi hija. Ella tiene 4 años y tiene asma. Para ella y muchos otros niños, el humo de segunda mano, aumenta el riesgo de que tengan ataques de asma mas severos y frecuentes. En niños que estan expuestos al humo de segunda mano, se aumenta el riesgo de desarrollar asma, tener
infecciones en el oido, tos y flema.

Y a los adultos y personas de la tercera edad, ¿como nos afecta? De acuerdo a los estudios del jefe de Servicio Federal de Sanidad (U.S. Surgeon General) no hay nivel seguro de humo de segunda mano. Podemos desarrollar cancer en los pulmones, problemas cardiacos, y mas, al ser expuestos al humo de segunda mano. Estas enfennedades pueden ser evitadas sino nos exponemos al humo de segunda mano.

Como inquilinos, nosotros necesitamos opciones para vivir en un hagar libre de humo de segunda mano. Para empezar, bajo la Acta de Aire Libre de Humo de la ciudad de Nueva York, no se permite fumar en las areas comunes en edificios de 10 apartamentos o mas. Segundo, como inquilinos podemos concientizar a nuestros vecinos del daño del humo de segunda mano; y tercero, podemos hablar con el dueño para implementer una politica libre de humo de segunda mano en nuestro edificio.

Viviendas libres de humo de segunda mano no solamente son mas saludables para los inquilinos pero tambien son mas seguras. Para los dueños de las propiedades es mas rentable. Disminuye el riesgo de incendio, y potencialmente baja el costo del seguro. Tambien, significa menos gastos en reparaciones y renovaciones cuando se arrenda el apartamento de nuevo.

¡Todos ganan con las viviendas libres de humo de segunda mano!

Juan Paredes, es padre, inquilino, y miembro de Se Hace Camino a Nueva york.

Para el articulo original, clic aqui.